1 feb. 2011

Free good Gift GOT IT NOW

Christmas free gift for you ?
Once i happened to meet one great supplier that I would like to
introduce you .Their website is 8gworld.com They can offer you
mainly electronical products which you need like laptops ,gps ,TV
LCD,cell phones,ps3,MP3/4, etc..These commercial electronical
products which you need very much in your daily life. Please take some
time to have a check ,there must be somethings you need or interesting
to purchase .

Hope you have a good mood in shopping from their company ! New
shopping ,New easy life !
Regards

Contact: Msn/Email eok@eokshop.com

eokshop@yahoo.com

19 abr. 2010

Falló la Haya

Este es el momento indiscutido, el más propicio para preguntarnos qué es la Justicia.
En un día como hoy, 20 de Abril de 2010, se nos cae Roma y Grecia, la ONU y los foros legalistas nacionales e Internacionales.
Se nos cae el Derecho como ciencia, porque pensamos en la Constitución Nacional y lo único que sabemos de ella es el comienzo del preámbulo y y una parte del artículo 14. Se nos cae.
¿De dónde y a dónde se nos cae? Se nos cae de la biblioteca y se nos cae sobre la mesa, lugar desde donde nos mira con ojos de "no me entendés", con ojos de "no sos vos, soy yo", con ojos de carnero degoyado.
La Justicia, una vez más llega a nosotros bajo aquella  premisa de "será justo en tanto nos beneficie a nosotros o desfavorezca a ambos" Pero acordemos, la Corte Internacional de Justicia tal vez beneficie al otro, cosa que aún no sabemos.
Si esto sucediera ¿qué vamos a hacer?

¿Vamos a tirar una bomba en Fray Bentos? ¿Le vamos a echar la culpa a Busti, Uribarri, Bahillo, Taiana a Bielsa, los K?
¿Qué vamos a hacer si la Corte de la Haya le levanta el pulgar a Uruguay? ¿Vamos a decir que eso NO es Justicia? ¿Vamos a continuar molestando al pueblo con un corte de ruta maltrecho y dolorido que no causa efectos en orden de protesta social? ¿Qué vamos a hacer si la corte de la Haya da un veredicto favorable a uruguay?
Hay miles de opciones, pero dificilmente quepa la idea de reflexionar acerca de nuestra debilidad de carácter y tibieza y el poco sentido de gobernación que les marcarmos a nuestros dirigentes políticos.

¿Qué vamos a hacer si, dado el caso, la Haya se expide a favor de Argentina? ¿Vamos, acaso, a lamentar las perdidas económicas que esto generó? Vamos a pensar en el vínculo engripado que queda con nuestros amigos de toda la historia, uruguayos? O vamos a ir a veranear a Las Cañas, como siempre lo hicimos?

¿Qué vamos a hacer después de este fallo?
-------------------------------------------------------------

La hipocresía que se ha mantenido durante todos estos años, es tal que da alergia. Causa dolor de estómago escuchar a supuestos ambientalistas llenarse la boca hablando, cuando no solo NO son ambientalistas, sino que tienen toneladas de transgénicos porotitos de soja y a Monsanto como dios protector de sus cosechas.
Monocultivo, transgeneidad, agroquímicos... palabras que nunca cuestionaron estos ambientalistas que hoy gritan en el medio de la ruta. De eso jamás hablaron, pero de pasteras son expertos.

Hablando de expertos: qué lastimas que el poder económico los calló. Y los nombro: Hector Rubio, Pelusa Figun, Delia Villalba, ex consejal de Fray Bentos, el grupo Guayubira, el Movimiento por los bosques, los antiguos amigos de Paraná que tanto apoyo brindaron; el Profesor Melo, el "Flaco" Claret entre tantos, tantos que no solo movilizaron las bases de la protesta, sino que aparte sabían sobre qué protestaban. Qué lástima que el poder económico NO solo los calló, sino que los demonizó como "vendidos, comprados" y no se cuantas cosas más.

Para protestar es necesario saber. Para quejarse sobre algo hay que tener el conocimiento suficiente. Si no se sabe, hay un requisito previo: ser lo suficientemente humilde para aprender. Sí, hay que ser humildes con el conocimiento y no se puede ser tan autoritario en estas cosas.
--------------------------------------

¿Cuanto modificó a la sociedad Gualeguaychuense el conflicto con la pastera Botnia? Esto lo pregunto en su más amplio aspecto. ¿En qué aspectos modificó al conjunto de gualeguaychuenses este tire y afloje político? ¿Cómo vemos hoy en día a fraybentinos y uruguayos? ¿Cómo nos vemos a nosotros mismos?

Esta pugna de pobres contra pobres sacó a la luz los peores resentimientos que históricamente tuvimos. "Son una provincia de la Argentina", "no tienen ni para comer y entonces hacen estas cosas" "no les preocupa el medio ambiente" etc.

Una única pregunta: a cuántos de los gualeguaychuenses que hacen la peregrinación anual hasta la meca de la ecología (arroyo verde o el puente, es indistinto) a cuántos de esos gualeguaychuenses realmente les importa la ecología y el desarrollo sustentable y sostenible en recursos ecológicos? Me animo a responder: a pocos. Esta aseveración no es antojadiza. Esta afirmación (la que acabo de decir, que a pocos de estos gualeguaychuenses les importa la ecología) nace de la observación y valoración del nivel de indiferencia ante el maltrato al lugar donde vivimos. A pocos les ha interesado saber el nivel de plomo en el agua del arroyo Las Achiras en el inicio de su cause, no en su desembocadura; a pocos también les interesa el tratamiento de los desechos industriales del parque industrial y demás.
Atención; no estoy reclamando datos oficiales, estoy afirmando que a pocos les interesa.

¿Qué hicimos como sociedad con los vínculos que toda la vida tuvimos argentinos - Gualeguaychú- y Uruguayos - Fray Bentos? ¿Qué hicimos con ese corte de ruta, que, ya lo mencioné, hoy en día es el cadaver de una protesta?
Familias enteras que por cuestiones económicas deben resignar la visita anual que realizaban, gastos extra en combustible para llegar a un lugar que siempre estuvo ahí, al alcance de cualquiera; gastos en Buquebus (la empresa más contenta con el corte de la ruta 136, ya que a la fecha, un viaje hasta Colonia de dos mayores y dos menores cuesta 1080$ ida y vuelta)
¿Qué hicimos con todo esto? Meternos palos en NUESTRAS propias ruedas.
 --------------------------------------
  
No estoy ni a favor de Argentina ni a favor de Uruguay. No quiero que se beneficie ni Argentina ni Uruguay con el fallo. No me interesa, no entro en ese juego de zonzos. Que se entienda bien, por favor; ejercitemos las neuronas.

Lo único que me interesa, como a cientos de Gualeguaychuenses que no estamos de acuerdo con cortes de ruta, que apoyamos el derecho constitucional de libre tránsito, asi como el de libres manifestaciones coherentes consigo mismas; lo único que me interesa es que leamos la carta del agua, que comprendamos que la vida no se prostituye a tan bajo costo, la nuestra y la de nuestros queridos hermanos uruguayos. Que comprendamos que somos los únicos responsable de todo lo que ha pasado, que también somos los únicos autores de cada uno de los logros obtenidos, asi como los únicos capaces de cuestionar las formas en las que lo hemos llevado adelante.

No estoy a favor de Argentina ni voy a aplaudir hoy a las 10 de la mañana.
No estoy a favor de Uruguay ni voy a aplaudir hoy a las 10 de la mañana.
De lo único que estoy ciento por ciento convencido es que espero, y sólo lo expreso desde el orden de lo esperable, de lo deseable, que el veredicto final de la Corte Internacional de Justicia de la ONU se apoye en la preservación del medio ambiente, como recurso único y no renovable, que acaricia las costas argentinas y uruguayas, enlazando la hermandad inalterable que construimos y defendemos.

ADRIAN LEANDRO ARRAIGADA
Locutor Integral de Radio y Televisión
Director Artístico Beat 991 FM

--------------------------------------------------------------------------------------


P Antes de imprimir este e-mail piense bien si es realmente necesario hacerlo. Para producir una tonelada de papel se talan 17 Árboles. El medioambiente es cosa de todos. ///  Please consider the environment before printing this email.



--
Gracias por todo. Adrian L Arraigada http://www.adrianradio.com.ar/

16 abr. 2010

Curriculum

LABORES EN RADIO
  • Dirección Artística y CO-Creación Proyecto. Beat 991 FM, 99.1 Mhz www.beat991.com.ar
  • Locución Radio Bahía. 95.5 Mhz.
  • Locución Radio Ciudad FM. 90.7 Mhz.
  • Conducción Radio Bahía 8 a 12 Hrs.
  • Conducción Radio Ciudad 8 a 13 Hrs. y 21 a 24 Hrs.
  • Conducción Radio Horizonte 100.1 Mhz. 14 a 18 Hrs.
  • Conducción Radio Vivir 98.3 Mhz. 6 a 9 y 22 a 24 Hrs.
  • Producción de Contenidos Radio Ciudad.
  • Móviles Interés General Radio Ciudad.
  • Móviles Interés General Radio Bahía.
  • Corresponsalía en Buenos Aires Radio FM Factory. Entre Ríos.
  • Publicidad Morhead Street Tavern, NC, USA.
  • Publicidad Premios Eclio Giusto 2007. Entre Ríos.
  • Narración y edición de Audiobooks.
  • Producción de RadioArte y contenidos alternativos para nuevos soportes (podcasts, tramas sonoras, musicalización).
  • Operación técnica y autooperación al aire.

LABORES EN TV Y AUDIOVISION
  • Locución en off Todo al Toque. Temporada 2007 -- 2008.
  • Móviles Espectáculos Todo al Toque.
  • Móviles Espectáculos Canal 2.
  • Narración Audiovisual Muebles El Canario.

MEDIOS GRAFICOS Y WEBS
  • Redacción a pedido de columnas temáticas: literatura, música y cultura.
  • Encargado de Prensa para ONG Ñandubay (redacción y locución de gacetillas)

EVENTOS Y CEREMONIAL
  • Locución off y Voz Publicitaria Desfile Show Cleopatra 2005.
  • Conducción escénica Desfile Show Cleopatra 2006.
  • Conducción escénica Muestra de Cierre de Año. Grupo de Danza Arabezka's. Teatro El Cubo. 2008.
  • Ayudante de Producción de diversas vernissagges artísticas y eventos privados.
  • Narración literaria del espectáculo de danza y literatura "Flamenco" Temporada 2007 -- 2008.


Datos Complementarios
  • Amplio conocimiento de elementos de producción para medios de comunicación.
  • Óptimo desempeño cultural en diversas áreas.
  • Criterio estético y artístico en radio, televisión, gráfica y eventos.
  • 2do Premio Concurso de Monografías Eclio Giusto 2007. "La función del agua en la obra de Giusto, Reexposición del Ser a partir de lo creado." Co-autoría.
  • Publicación "Razones filosóficas en la construcción arquitectónica Racionalista. Le Corbrusier y Contexto Creativo en Argentina. Legado del ingenio." Libros en Red 2008.
  • Autor de diversos proyectos radiofónicos y multimedios. (Registro de propiedad en trámite.)
  • Disertante "Radio, educación no formal, salud y Psicología Social". Centro de Estudios Grupales y Sociales. Entre Ríos.


EDUCACIÓN
  • Locución Integral de Radio y Televisión. E.T.E.R
  • Curso: Animación y Promoción Comunitaria. Secretaría de Desarrollo de la Nación.
  • Seminario: La Función Poética del Lenguaje para Lacan y Heidegger. Fundación Centro Psicoanalítico Argentino.
  • Curso: Las graves consecuencias del maltrato en la niñez. Centro Dos.
  • Seminario: Debatir el Radioarte. Laboratorio Experimental de Arte Radiofónico.
  • III Jornada de Angustia Pública. Alternativa Sicosocial. Dirigido por Alfredo Moffatt.
  • Jornada de la Mujer y Minoridad. C.E.I.M.
  • Jornada "Jornadas Regionales de Integración de las Cooperativas de Trabajo." Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social.

IDIOMAS E INFORMÁTICA
  • Inglés Upper Intermediate Level, Written and Spoken with American Fonetic. Intermedio Superior escrito y hablado con fonética Americana.
  • Castellano neutro.
  • Lectura del Francés por medio de Fonética.
  • Lectura del Portugués por medio de Fonética
  • Lectura del Alemán por medio de Fonética.
  • Lectura del Italiano por medio de Fonética.
  • Amplio conocimiento del uso del castellano.
  • Entorno MS/Windows incluida versión Vista.
  • Entorno LINUX 8.10 Intrepid Ibex
  • Manejo del paquete de aplicaciones MSOffice.
  • Internet Explorer, Mozzilla Firefox, Opera y Netscape.
  • Mensajeros Instantáneos Skype, ICQ y MS Messenger.
  • Reproductor Winamp Player.
  • Reproductor BPM Studio 4 Profi.
  • Editor Lineal Sound Forge 5.0, 6.0, 7.0 y 8.0.
  • Editor Multitrack Cool Edit Pro 2.0.
  • Editor Multitrack Vegas 5.0, 7.0.
  • Programa de automatización radial ZaraRadio.
  • Programa de automatización radial Adas
  • Programa de automatización radial Dinesys
  • Programa de automatización radial OperaRadio
--
Más información y demo
www.adrianradio.com.ar
www.youtube.com/AdrianRadioTalent

adrianradio@gmail.com

29 jul. 2009

Contacto

Recuerden que por más información pueden contactarse al mail que figura debajo o mira mi sitio web

Remember you can contact me by e-mail or check my website!


www.adrianradio.com.ar
Soon you will read these posts in english

10 jun. 2009

Locutor

Según establece la Resolución 709/2003 del COMFER: Artículo 2°.- Cualquiera sea la forma técnica de emisión (vivo; grabado; filme; VTR; V.C; etc.), competen al locutor las siguientes funciones:


En forma exclusiva:
Presentar programas y anunciar los números que los integran.

Presentar y efectuar el enlace de continuidad de los informativos de radio y noticieros de televisión.

Conducir o animar con su relación oral la continuidad de cualquier programa que se emita a través de la radiodifusión.

Difundir avisos comerciales; mensajes publicitarios o de propaganda, de cualquier naturaleza, promocionales, institucionales y comunicados.

Difundir boletines informativos; noticieros; noticias aisladas o agrupadas.

Realizar la locución y/o doblajes publicitarios de fílmicos; videocasetes (VC); videotapes (VTR) u otros elementos técnicos que lo reemplacen.

En los mensajes publicitarios fílmicos, videotapes, sus similares o reemplazantes y en función de la imagen, podrán participar en la realización voces de actores que carezcan de la habilitación de locutor, pero no podrán mencionar la marca del producto, ni señalar sus bondades.

Sin que sean exclusivas:
Difundir relatos y misceláneas artísticas (prosa o verso).
Realizar entrevistas y reportajes.
Difundir las noticias aisladas emitidas desde el lugar de los hechos, así como las que contengan análisis o editorializaciones.

Excepciones:
Se admitirá el ejercicio de la función indicada en el inciso a) apartado II, por quien no siendo locutor revista la condición de figura principal del programa de que se trate.
Con relación a la función señalada en el inciso a) apartado III, del presente artículo, para el caso de programas de televisión se aceptará que la figura protagónica y sólo ella, dentro de su programa difunda avisos comerciales propios de ese programa, contando con la participación necesaria del locutor en la difusión, referencia y/o alusión al producto de los avisos en cuestión y en la locución del programa.

Curioso... creía que ahora cualquiera hacía cualquier cosa... Gracias Tinellis, Gracias.

Más información y demo

www.youtube.com/AdrianRadioTalent

adrianradio@gmail.com

2 ene. 2009

Aquarius


Río Gualeguaychú. Entre Ríos.

Dicen que es el agua. Aunque yo no estoy muy seguro. Pero tal vez sea.
Hace un tiempo largo ya que no hay rastros del río Gualeguaychú más que en mi cara y en mis huesos, pero la costa siempre vuelve intacta a refrescarme con su barro. Nací del barro, me moldeé y moldearon desde la costa intacta y erosionada, con pilotes de cemento para parar el derrumbe. Pilotes con caras y brazos enormes, algunos juanes, otros pedros, tal vez marías o estébanes o como fuere que se llamen. Casi ni importa. Gente de cemento que se mantiene estoicamente, con porte de antiguas romanas, defendiendo lo que quieren y lo que hacen.
Yo no estoy muy seguro pero puede que en estos días se me caiga una lágrima por cada uno. No va a ser una de alegría. Probablemente sea de impotencia por no poder comerlos. La antropofagia es lo mío. Como gente, me la morfo y qué. Pensar en la despedida es pensar en Gilda: quisiera no decir adiós, pero debo marcharme. No es que el almanaque se cambia y listo, no es que se da vuelta un página, sino que se pone un punto final al encuadre del año. Uno a uno, la única posibilidad que tenemos es de 365 días. No más. Y después se acaba. Vivamos la muerte, por favor; rompamos la ilusión que nos mintieron hace tiempo, se acaba el año y se nos cierran, inevitablemente, todas las posibilidades. Comienzan otras, en el mejor de los casos, pero eso es tema del futuro.
Alguien tuvo que hacerlo. Ir, bajar despacito, calculadamente porque el golpe puede ser muy fuerte y casi fatal, ir saltando, emular a las libélulas (en Gualeguaychú les decíamos aguaciles) y llegar al barro de la costa. Empaparse los pies, sentir como entra por medio de los dedos y cómo se va secando. Esto si hay sol. Si lloviera: dejarse confundir entre el agua que cae y el agua que duerme. Dejarse ir en el vaivén del río como las totoras o los camalotes.
Anteayer se me incrustó una persona en mi alma. Se retorció y me habité en su inevitable sonrisa. Qué felicidad. Pasado mañana me abandonan diez. Qué hastío. Tengo un plan. Voy a comprar arcilla, unos cuantos kilos, y si bien la escultura no es lo mío me tranquilizo al pensar que la arcilla no es más que barro y que si armo algo que tenga manos y caras y nariz y ojos no es más que gente. Así seguiré jugando al inevitable juego de mi vida: transitar junto a todos en todo momento, incondicionalmente hasta el fin. Recorriéndome río y sabiendo que cada uno de ustedes es el cauce en el que mi alma se encuentra libre y enorme.


FUI AL RÍO.
Fui al río, y lo sentía
cerca de mí, enfrente de mí.
Las ramas tenían voces
que no llegaban hasta mí.
La corriente decía
cosas que no entendía.
Me angustiaba casi.
Quería comprenderlo,
sentir qué decía el cielo vago y pálido en él
con sus primeras sílabas alargadas,
pero no podía.
Regresaba
–¿Era yo el que regresaba?–
en la angustia vaga
de sentirme solo entre las cosas últimas y secretas.
De pronto sentí el río en mí,
corría en mí
con sus orillas trémulas de señas,
con sus hondos reflejos apenas estrellados.

Corría el río en mí con sus ramajes.
Era yo un río en el anochecer,
y suspiraban en mí los árboles,
y el sendero y las hierbas se apagaban en mí.
Me atravesaba un río, me atravesaba un río!

Juan L. Ortiz






Santuario de Gilda. Ceibas, Entre Ríos.






26 sept. 2008

Locutores del mundo, oíd (Diatriba)

¿Cómo separar lo que es la radio y la locución? ¿Cómo establecer un límite en medio de tanto sonido? No creo poder. Porque es uno y otro un mismo motivo de pasión, "mismamente" que el sonido, al decir de Fontanarrosa.
Y ya son tres los elementos: la radio, la locución y el sonido: sabiendo que todo esto está cruzado intersticialmente por los silecios podré resumir todo en "Aire": El AIRE.
Y El Aire tiene muchas cosas que no se pueden explicar: el segundo que antecede a la luz roja, el que la precede; el vacío poblado en la creación de un guión, el olor al estudio, la calidez de la consola, el mate integrados, el ejercicio mental... muchas cosas inexplicables.
Reposemos entonces en los tres elementos principales y busquemos amparo. Pero antes que El Aire hay placer. Hay, también, un sentido y una forma, un criterio, un pedazo de vida puesto exclusivamente a disposición del Aire.
Lo que siente el cuerpo en el momento de decir, es menor a lo que se siente en el alma. Pero toda pasión es inútil (en el amplio sentido de esta palabra), pero en esta conjunción de elementos creativos - donde se llega a algo "concreto" - la pasión, el ahínco, el asombro, la audacia - todo esto abstracto - cobran una importancia vital y su presencia es infinita.
Si el locutor es aquel uqe está preparado (entrenado) para decuir una publicidad frívola, mal redactada y persuasiva; si es quien hace un hermoso picado de cables noticiosos para la elaboración de un boletín informativo; si es quien presenta canciones que uno ha escuchado mil veces y lo hace sin caer en monotonía con alguna formula mágica, si el locutor es quien no canta y quien está foniatricamente preparado y conduce la oratoriedad con simplicidad y complacencia. Si el locutor es todo eso, rehuso a mi carné.
Sólo seré locutor en tanto no se olvide la retórica, no se vitupere al radioescucha, no se acoten las márgenes artísitcas de las emisiones. Será locutor con carné, entonces. Si se vive aquel silencio y se llora junto a la lágrima que cae lentamente sobre el micrófono. Seré locutor si toda la preparación-entrenamiento es utilizada para el acercamiento emotivo con los otros. Sólo así seré locutor.
Bajo - o sobre o en o dentro o junto a - ese criterio profesional no existirá instancia radiofónica digna de consierarse frívola. Y si algo apareciere, debiera hacerse de esas instancias otra, pero de creación sublime: otrear la frivoliad preestablecida.
Demodé, ga-ga, pasatista, estancado... no, sólo conciente de que la radio, el Aire, no es otra cosa que un abrazo en las declamaciones y que el Aire facilita en cada uno de sus sonidos el acercamiento y la promoción social.
Los climas que componene al Aire son múltiples. Los tiempos de la preparación personal son tan antiguos como uno, o más. Pese a quien le pese, me considero locutor sin carné. Y mi concepción, mi autoimagen es simple y clara: la radio es un oficio, porque lo que compone al locutor es aquel conjunto de experiencias, criterio, sentido y forma. El locutor se adecua a los tiempos históricos, investiga, crea sin que se lo pidan, es conciente del factor artístico que implica la radio... Si el sujeto trabaja en estos ejes, ha de considerarse locutor, pese a la ausencia de un cartón que lo indique.
Las instituciones que forman locutores no pueden hacer nada por el futuro profesional. El locutor es locutor desde antes de rendir el exámen de ingreso. En este orden, y sin minorizar, sólo sirven para dejar al alcance de la mano contenidos, conocimientos duros o experiencia de otros colegas o profesionales de otras áreas.
Tener un profesional de treinta y no sé cuántos años de experiencia formando parte del plantel docente no es lo importante. Sí, en cambio, que este profesional sea capaz de responder a los inquerimientos de los alumnos, porque -acordemos- a las instituciones las forman los docentes, pero mucho antes los alumnos que le dan vida con su hambre de saber.
El exámen de ingreso a la carrera es un filtro, y como filtro, filtra: a veces no funciona bien y deja afuera algunos talentos. Eso no es lo grave, sino lo inverso.
Los medios de comunicación de masa están minados de gente que confunde la frescura con el gélido viento del mal gusto. Preguntones laxos, vestidos con remeras informales y armados hasta los dientes de tendencias más que evidentes.
Son tiempos decadentes, claro que sí. Los medios de comunicación de masa son receptores de carencias: carencia de forma, modo, estilo, contenido y, ante todo, carencia de gusto. Las remeras holgadas, las camas solares, hermosas caras (hermosas, de veras), dientes y uñas esculpidas son, en este tiempo de la comunicación por los medios, los más sagaces periodistas.
Los medios de comunicación están minados. Cuidado, oyentes.
Entre la especulación, las técnicas de desinformación, el marketing que marea y los factores económicos y políticos que atraviesan el campo minado, hay un locutor. Pero no está solo, porque cree en el acto resignificativo y creador de cada emisión radiofónica: está con el otro, él es el Otro.
Aquel locutor que no perciba esto está perdido, o al menos está variando el precio de su oficio en la misma bolsa en que se varian los precios de las remeras holgadas y mentes inocuas.
El locutor ha de estar en conciencia del tiempo, espacio y modo intersticial de desarrollo del contexto en el que se desenvuelve.; esto es: debe trabajarse constantemente para la constitución de una realidad contextual real más que subjetiva, el locutor ha de conocer su medio y su rol en aquel medio.
No debe confundirse pasión y profesionalidad con dureza y rigidez. La noción de "momento preciso" es similar a lo que Marta Graham decía cuando le preguntaban por el centro del escenario: "El centro del escenario es ahí, donde estoy" Así de simple: parado, sentado, con sueño, hambre, eufórico, a oscuras, entre chancho, con sueño y en palacios... en todos lados, el locutor será locutor donde quiera que vaya (aunque no tenga carné).
Hacer de la locución una capa para cobijarnos, pero lo suficientemente permeable para habitar con ella todo lo habitable.
Hacer sentir frío, viento, truenos y relámpagos, chaparrones agresivos y olor a tierra húmeda sólo con una palabra: Tormenta.
Ser servidores servidos de la comunidad, de esos Otros que nos dejan Ser.
Entregar en cada segundo de Aire la historia que nos precede, los colores y sentimientos que nos han hecho. Brindar a efluvios emocionalidad, sentir y hacer sentir; saber que cada emisión es eterna e irrepetible.
Amar la profesión y olvidar el número de carné, colegas, olvidarlo. Decir mucho más que lo que se dice y no olvidar jamás la pasión por el Aire.
Si estas ideas se concretan, aparecerán otras. Y si nos creamos constantemente y hacemos de la radio un espacio propicio para el trabajo, la conmoción y el desarrollo intelectual; así y siempre habremos de llamarnos locutores, en cualquier circunstancia, incluso fuera del aire.
- Adrián Arraigada -
Más información y demo

adrianradio@gmail.com

23 feb. 2008

NARRATIVA "Acerca de la Escritura"

¡Dios!... No, en realidad va con minúscula, pero como enseñó Olinda en segundo grado de la educación primaria, al comienzo de la oración va con mayúscula.
Estoy escribiendo tres cosas a la vez: esta epístola, un ensayo y un texto narrativo. ¡Qué increible es lo que pasa cuando se escribe! Comencé con ese cuento que menciono. No aguanté la idea de menos es más: me pasé al ensayo. No aguanté tampoco, me pasé a la carta. Epero no tener que recurrir a nada más.
Qué hermosas son las dobles negaciones que nos permite el castellano: espero no tener que recurrir a nada más. En inglés será " espero no tener que hacer algo más".
He visto en estos días que el proceso de escritura implica ciertas nociones pre-sabidas, antes de sentarse a escribir. Pero que, curiosamente, se aprenden estando jugando. Permaneciendo dentro de la escritura es como se aprende a escribir. (Esta última oración parece un aforismo) Empacho creativo. Así se llamará mi libro.
Decía: Cuando uno escribe, las ansiedades no han de mezclarse en el texto, sino que debemos dejar que la gran multitud de sentires permanezca en el subtexto. No puedo dejar todo masticado en la boca del lector porque es un asco. Necesariamente tengo que condensar en la menor sutileza que me ofrece el lenguaje y operar con la lengua (aunque suene gracioso) para lograrlo.
Ayer o anteayer Marcela (la bibliotecaria de ETER) me leyó un fragmento de su libro en proceso. Un párrafo que le costó doce horas de trabajo. No lo recuerdo textualmente, pero es eso de decir en base a las imágenes sensoriales. El ensayo es conocimiento, la novela es la vida dice no sé qué autora. Creo que ambas cosas tienen un poco de las dos, tanto el ensayo como la novela. La vida misma está en cada palabra que se escribe. En cada conjunción de esos veinticuatro elementos del abecedario uno desnuda su alma y su mente.
Escribir tiene convenciones, claro. Sólo por preservar qué es arte. El arte es un contrato tácito de comunicantes. Yo escribo y escribo a alguien, presuponiendo que en algún momento lo leerá. Más, presupongo la existencia de ese alguien, pese a no estar ciento por ciento seguro de que así sea. Ejemplifico: ahora mismo, en este momento en que para vos es pasado, pero para mi es presente, ahora que estoy sentado en mi computadora escribiendo estas palabras, te imagino leyéndolas en otro tiempo y espacio, quizá con sol y en el patio de tu casa que hace un tiempo era también la mía, tomando mate, fresca - así me gusta imaginarte - y ni siquiera sé con exactitud si tales cosas sucederán.
Pero nos gusta el placer. Por eso uno se comunica, porque es sexo puro. Así, como en el sexo, en la escritura las convenciones están sólo para dar un marco a la creatividad. Cuando me he referido a las orgías he cuidado hacer referencia a la orgía de sentidos: las verduras, los alcoholes y las carnes se funden mezclando vida por todos lados. Unas se muerden, otros se beben, otros se morfan (perdón si suena impulsivo) sin estereotipos, sin premeditaciones, sin esperanza. Tener sexo y escribir es ir caminando a las derrotas diarias. Arte es desesperanzarse. Y la esperanza no sabe de estamentos.
A un tiempo veamos que el Arte es conjurar, seleccionar dentro de las libertades que nos brinda la consiencia. El arte es crear sin deliberaciones lo que inevitable y unicamente somos capaces de crear: aquello que nuestro inconsciente nos entrega en pequeñas dosis. Las creaciones como ya bien sabemos y sin ánimo de ser reiterativo, son resignificantes, nuevas. ¿Cómo creer entonces que el arte es caminar hacia la destrucción de las cosas? Bien, una cosa no niega a la otra.
El camino a la deseperanza tiene impertérrita la construcción de una nueva imagen. Un ser que cambia su tiempo y espacio, que opta por otro (acabo de borrar mi error: poroto) que comienza a considerar más oportuno. Yo decido matar algo para reubicarme en otro lugar y tiempo.
El camino a la construcción pasa por una etapa previa, que la antecede fundandola: la deconstrucción.
Vale ver que la decisión se produce sólo en la selección de las palabras. La decisión en sí no es consciente en el momento de elegir qué cosa desentrañar, sino de qué modo desentraño.
Hilemos finos, seguime. Cuando eligo una palabra, decido. La idea subyaciente al texto (más, al subtexto) o simplemente la razón psicológica de la escritura se evade de todo fundamento de decisión.Quiero retomar. Uno camina el derrotero al escribir. Uno crea al escribir. La escritura, al fin de cuentas, reúne dos partes del ser en perfecta armonía: pulsión de vida en antítesis a la pulsión de muerte, compensándose y necesitándose en el momento de cada letra. Escritura es equilibrio.
Deleuze decía que "literatura es salud". En ese sentido concuerdo con el francés. O con los franceses, porque Lacan decía lo mismo, casi. Escritura es paciencia, es ver y vivir cada palabra antes de escribirla. Es reiterar el Ser sin reiterar escritura. La técnica es herramienta. La narrativa es la esencia. La literatura es, entonces, una mezcla de técnica y narratividad. Un momento en que se dice lo que no se sabe que se está diciendo, pero mágicamente se elige el cómo decirlo.
Dentro del estamento, será arte. Fuera, seran no más que un conjunto de palabras. Pero siempre es válido el ejercicio por si mismo, en tanto veamos que la vida entera (y parte de lo desconocido) está en cada garabato que intenta perpetuarse sólo para que alguien lo descubra y le de un soplo de vida nueva.

ENSAYO "La función del agua en la obra de Eclio Giusto"

LA FUNCIÓN DEL AGUA EN LA OBRA DE ECLIO GIUSTO.
Reexposición del ser histórico a partir de lo creado.
(Segundo Premio. Concurso de Monografías Grupo Itén 2007)
Septiembre de 2007.
"Enfermo estaba y ese fue, de la creación, el motivo. Creando, convalecí y,en ese esfuerzo, sané". Heinrich Heine.
TEMPORALIDAD DE LA CREACION
¿Cuándo sucede mientras sucede?
¿Qué hay de búsqueda de identidad a lo largo de las búsquedas creativas?Cada instancia creativa es en realidad una representación, una nueva postulación de la calidad humana. A través y en cada creación, el ser humano, en efecto, se crea a si mismo una nueva imagen de lo que es o de lo que quiere modificar. La creación es un llamado urgente a la vida, al ser. Construcciones que toman cuerpo mientras son atravesadas por innumeros hechos ajenos a la persona creadora, a lo creativo lo atraviesa la sociedad misma, que desempeña su función de sociedad, de margen contextual. Para acrecentar esta idea, cabe leer a Cornelius Castoriadis , donde indica que al existir carencia de representaciones sociales aparecen los problemas relacionados a la carencia creativa.

Retomando, esta construcción puede ser llamada Creación Reconstructiva y Resignificante. En este plano, Eclio Giusto fue el más grande creador que tuvo Gualeguaychú; mayor en cantidad y en variedad. Ya sea el "canguro que fumaba" o simplemente la idea de dinamitar el río Gualeguaychú (con sus consecuencias: recordemos que era formalmente un empresario de la arena que se sedimenta en el río mencionado), sus obras arquitectónicas que cantaban junto a la vanguardia planteada por Le Corbrusier y todo el racionalismo claramente visible en la arcada de la Arenera Lázaro Giusto e Hijos, su aplicable sistema de cangilones para el dragado, las casas de juego que creaba para sus hijos, sus pesebres, incluso las partituras, su oratoriedad límpida y concisa tanto como clara y pertinente, hacen de Eclio Giusto el mayor expositor de la cultura de la ciudad.

Eclio es vanguardia en su obra. Las vanguardias tienen la característica de permanecer y dejar su huella en las actividades culturales de una época determinada, pero sin salir a la luz de lo académico. La vanguardia marca los pasos que más tarde o más pronto serán seguidos y se desarrollarán intersticialmente por la sociedad cultural, la sociedad constructiva y constructible, la sociedad creadora de nuevas representaciones sociales.

Al crear, el creador (llamémoslo también autor) deja una marca en el tiempo y en el espacio; la creación, más aun la obra artística, es un camino a la cura psicológica, pero indudablemente es una puerta de transportación espacio-temporal donde lo que se postula no es más ni menos que la idea de Hombre presente y consecuente a su presente y actuante en su adaptación activa a la realidad en la cual vive. Pero más allá de la importancia que la creación tiene para su época histórica, hay que agregar detenida relevancia a la visión de futuro que hay en cada acto creativo. El creador toma las pautas de su presente, crea en el presente hablando desde su pasado constitutivo, pero con una noción de futuro; como se señaló, con una noción espacio-temporal distinta a la que ve parir su obra.

Ésta visión de futuro está atravesada por miles de cosas: conocimientos duros (técnica) sentido estético, traumas, ética, historicidad, ambiciones, ideología...elementos que no permiten una elucidación explícita del objeto artístico. Esa proyección es el resumen de lo que el creador quiere decir a la sociedad, el futuro resultante de su obrar es el mensaje mismo.
Cada uno de esas creaciones dicen claramente lo que el autor quiso decir, pero a destiempo. Las obras no suelen ser comprendidas en su época, sino que necesitan de cierta distancia propicia para la lectura de un suceso.

OBJETOS DE CREACIÓN
¿Qué crear para crear otras cosas?
Eclio Giusto no acotó sus márgenes, como el río que lo veía diariamente; Eclio creyó y creció en su propia creación, en su propia obra, en su propio arte, para la envidia de la ribera arenosa. Durante años la obra permaneció callada, silenciada. El silencio no habla, pero dice, el silencio dice desde su soplo, como señala Hugo Mujica. En este decir y en este silencio, se entiende nuevamente que la obra misma dice su mensaje y es hoy, más que nunca, que Eclio vuelve con su vigencia a decir a viva voz que Gualeguaychú es una de las más importantes ciudades creativas de Entre Ríos.

Hay algo claro de la obra de Eclio: Todo puede y ha de ser creado con un sentido de progreso ciudadano; comprendiendo el progreso como una evolución del sujeto social que se encuentra a si mismo en la búsqueda constante de nuevos sistemas vinculares; implique esto el plano familiar, el laboral o el civil-público mismo.
El impacto de la creación en la sociedad es el mensaje del autor, el creador dice lo que su obra genera, así como el orador dice no por sus palabras sino por el impacto pragmático de éstas . El mensaje es lo que perdura, implacable e incansable a la espera de su tiempo.Cuando el arte dejó su locus y se dispuso en nuevos loci, pasó a tener cierta “funcionalidad” sobrepasando la simple apreciación estética . La arquitectura y el diseño industrial son claros en esto; las nuevas tecnologías, los nuevos materiales y las nuevas corrientes estéticas nacen de la mano de nuevos objetos comunicacionales. El racionalismo francés expresa claramente cuáles son estos nuevos espacios del arte: se convierte en algo “habitable”, tocable, excede el sentido de la visión y se conjuga con los otros cuatro nunca antes unidos en una misma obra. Eclio marca la diferencia en la ciudad, su obra llama la atención en conocedores de todo el país y más.
No son los objetos lo importante, sino el sentido de la creación. En esta búsqueda de decir lo semidicho, Eclio crea, como azarosamente todo cuanto se le presenta: juguetes, casas en árboles, silos, música, fuentes, ascensores. Crea para decir, para ser tiempo, para ser histórico, para construirse construyendo. Y una vez que lo hecho está vuelto obra, esta obra ya dice sola.En concreto, la obra de Giusto nace de su profundo conocimiento del contexto en el cual se desenvolvía: conocía sus límites marcados y sus promesas extraterritoriales. Una vez más, al igual que la obra, el autor habla a destiempo, pero en esta ocasión adelantándose.

ESPACIALIDAD DE LA CREACIÓN
No transitamos el agua: va detrás de nuestros pasos, indicándonos por dónde andar.
Al rever las obras creadas por Eclio no se puede obviar el detalle del agua. Su contexto creativo se basa en el agua, sus obras transcurren o encuentran espacio desde el agua: los silos, los sistemas de remo, canoas y móviles acuáticos, el ya mencionado proyecto de minado del río, etc. Sus planos de casas, sin ir más lejos, pueden ser vistos como habitáculos inspirados en el diseño de embarcaciones. El agua atraviesa la creación de Eclio: la fuente emplazada en el centro de la ciudad quizá sea la reivindicación de la función del tiempo en el contexto histórico de la ciudad:
“Mirar el río, hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río.
Saber que nos perdemos como el río,
y que los rostros pasan como el agua.(…)
Ver en el día o en el año un símbolo
de los días del hombre y de sus años,
convertir el ultraje de los años
en una música, un rumor y un símbolo.”

Giusto plantea la problemática del tiempo a lo largo de su producción creativa. El suceder planteaba preguntas que se respondían siendo, simplemente, creando, sin más secreto. Y, en consecuencia, los que pueden ver esas afirmaciones, esas respuestas, somos quienes no estábamos creando con Eclio. Él creaba consigo mismo, desde sus inquietudes y dolencias; nosotros vemos desde nosotros conjuntos, desde nuestras expectativas y aspiraciones.
El ser, el existir encuentra su forma y su sentido en el tiempo, en la historia y en los objetos. El tiempo marca el ritmo; un pasado modelador y un futuro ansiable para un presente apenas perceptible y pragmáticamente gigante. Una historia con un mensaje configurado desde un tiempo anterior y cambiable desde la urgencia del mensaje que se dice. Objetos que son, justamente, el mensaje objetivizado en una obra artística que es nacida desde el presente del creador con un sentido de cambio intersticial de la historia heredada, para hallar en el hacer un nuevo sentido del ser.
La Obra de Eclio Giusto, desde su polisemia y plurisgnificancia, muestra, desde un claro lugar de vanguardia, el planteo del Ser en Tiempo, de ese “Da-sein” heideggeriano, ese “Ser-Aquí” en toda su consecuencia, aquel hic et nunc latino.

Cuando se piensa en los creadores de una ciudad y el impacto de su obra (vida, acordemos) en los coterráneos, ha de verse cómo transita, cómo se mantiene y cómo funda. Y un mensaje que crea creación merece cierto respeto.Eso sucedió con la creación de Eclio. Muchos años pasaron, pero por fin llegó el momento de considerarla, por fin la creación dejó el “boca en boca” y se institucionaliza para que reciba el reconocimiento que posibilita nuevas creaciones; la obra de este creador paso muchos años entre polvo aunque está claro que su transitar fue constante, recorrió el tiempo sin perecer, supo conservar el mensaje a decir, para decirlo cuando sea pertinente. Hoy.
Lo objetivo de ese mensaje, la obra creada también dijo; y dijo tanto que permaneció emplazada en sus lugares y en la memoria de la ciudadanía aun sin saber nada de Eclio. La arcada de la arenera (aunque con el agravio de nuevas empresas), la fuente de la Plaza San Martín son claros ejemplos de trascender y de mantenerse diciendo ese mensaje objetivizado. Esta fuente, por ejemplo, perfectamente circular y respetuosa del trazado urbanístico – véase que no está en el centro de la plaza sino en su vértice sureste – se instala en el seno de las Instituciones de la ciudad: Jefatura de Policía, Catedral, etc. En ese decurso “de las cosas y del tiempo”, se encuentra el tiempo en sí. Y quizá, viéndola más detenidamente, la fuente ni siquiera sea circular, sino, desde el epicentro que forma en su forma, un espiral ascendente; viceralmente atravesada por la verticalidad, pero espiral ascendente, en progresión positivista.
Y así como esas obras hablan desde la permanencia intacta en el sitio emplazado, otras lo hacen desde el recuerdo: el canguro, los pesebres, la polea que dejaba que los niños se deslicen en el espacio y el tiempo, en la plaza lindante al río.Y cuando algo motiva a la indagación, a la escritura o a la evocación emotiva, funda. En este sentido, el creador y lo creado gritan para que se oiga lo desoído por lustros, dice lo dicho pero ignorado, reclama acción sin reclamar. La Obra de Eclio Giusto facilita la creación, por eso es Reconstructiva; a un tiempo que plantea una nueva consciencia patrimonial llevando a una Resignificación de la identidad ciudadana.
Eclio Giusto es el creador más importante que tuvo Gualeguaychú porque hizo cuando no se hacía, porque ese hacer fue tan noble que implica nuevas creaciones y porque el sentido de innovación motiva a nuevas instancias de resignificación para la constitución de una nueva concepción de sujeto histórico que crea en su contexto, con sus herramientas y sus saberes un nuevo ser adaptado activamente a su realidad.

El arte suele ser como el agua, que viene en materia y espacio transitado y modifica las costas donde sucede.
Bibliografía Citada.*Castoriadis, Cornelius.*Delueze, Gilles. Crítica y Clínica. Anagrama, 2000*Mujica Hugo. El soplo Inspirador. Ponencia en el Seminario Central del Centro Psicoanalítico Argentino “La poética en el Lenguaje para Lacan y Heidegger”, Oct. 2007, Buenos Aires*Watzlawick, Beavin y Jackson. Pragmatic of Human Communication.*Maquet, Jacques. The Aesthetic Experience, An antropologicalist Looks at the visual Arts. Yale University Press, 1986. Borges, Jorge Luis. Arte Poética
NOTA: ESTE TRABAJO POSEE COPYRIGHT Y DERECHOS DE PUBLICACION. CUALQUIER MENCIÓN SIN CITAR FUENTE PUEDE SER PENADA SEGUN LO ESTABLECE LA LEY VIGENTE.

NARRATIVA "Fingir"

FINGIR
Cesare Pavese: El poeta finge no saber lo que ya conoce.
¿Qué haré ahora? Fingir: que no te conocí, no te comprendí, que no estaba apto... cualquier cosa, fingir cualquier cosa.
Anteayer tocaba tu cuello con estas manos que hoy se han de conformar no con la tersedad de tu cubo, sino con la aspereza de estas hojas. ¿Pero mi lengua? No besaré un papel como antes besaba tu cara. No... sé.
Hoy me gana la incertidumbre, si era de día o de noche, si era verano o todavía primavera, si lloré yo o lloraste primero.
Finjo extrañeza. Que te extraño finjo? Asombro, ante el vacío ante el abismo, ante la cercanía del todo. El vértigo de Kundera. Pero sé que estas manos no tocarán tu cuello intácto y perfecto. Ni podré peinar y despeinar tu perfume, ese halo que emanás cuando te bañás y cuando caminás -si es q aun hacés ambas cosas-
El primer poema fué un asco, hoy me doy cuenta. Mal escrito, mal versificado, mal dispuesto. Éste es lo mismo, quizás, porque no merecés otra cosa que un final coherente, que un adiós sin pausa y sin rima.
Qué espanto te mordió las uñas cuando dormías? Anteayer, dormías a mi lado, te besaba, te lamía, te olía entera... tu cabello era como una sábana que cubría mi hombro, como una sábana privada. Hoy y ayer, tu pelos no han sido más que pelusas dispersas en el lavatorio y en la tina del baño, molestias varias, diminutas y eternas (pareciera que se regeneran para reventar mi aguante) Hoy, cenizas, desechos. Y esta tristeza.
¿Qué haré ahora? Levantarme y escupir tu foto, salir a la calle y buscar nuevas caras, nuevos oficios de amar para llorar mañana en su pechos, en sus manos alguna nueva pena, aunque yo sepa, profunda e intimamente que no lloro más que el vacío de vos, de tu cuerpo en mi cuerpo, de tus manos en mi cara, de tu cabello en mis hombros, que como una sábana privada, me arrullaban todas las noches antes de dormir.
Pero dormiste vos. Y al otro día te fuiste. Anteayer. Rompiste el conjuro y no puedo hacer nada, sino fingir. Todo hubiese sido perfecto. "Todo hubiese" dije, la gracia del condicional.
Finjo para mantener el encanto de lo que te había prometido (sufrir en tu ida)Finjo, porque yo cumplo mi palabra, y no dejo pelos en el baño ni cenizas en las sábanas.

CRONICA Recital de Liliana Felipe en Argentina

Cuando la música recorre distintos caminos, es inevitable pensar en aquellos que hacen del arte, un acto de resistencia clara y en los que exponen en cada canción una semblanza de la historia y la memoria. Sin ser por eso densos, gomosos, casi apelmasados como los libros de historia mentida que comemos como bestias durante nuestra formación académica.
Llegar a la simpleza del mensaje dentro de la complejidad comunicacional, es un proceso que lleva años de indagación, innumerables luchas y gigantes satisfacciones; la unidad entre lo que se quiere decir y lo que se entiende, es quizá el mayor punto en el cual trabajar.
Cuando se sienta al piano, cada una de las escenas pretendidas se recrean en la atmósfera que la contiene. Las historias, entonces, toman cuerpo y sangre... y las luchas cobran el sentido y la forma que en sueños tienen, se vuelven objetivas y urgentes.
El humor ha de ser un recurso a la hora de tocar temas tan delicados como recientes: la dictadura genocida y bruta que los pueblos latinoamericanos vivieron en las ultimas tres o cuatro decadas y todos sus derivados perversos. Insisto en esto: el humor como herramienta de abordaje de temas tan complejos como los intentos sistemáticos de exterminios de la constitución social, la fundación de la memoria emotiva, las estructuras sicológicas de los sujetos, la incertidumbre de no saber, el amor y sus odios; al fin y al cabo, cada una de los vaivenes de las personas.
Cuando se sienta al piano, todo se recrea. Pero no es solo el piano. La necesidad del cuerpo contenedor de la voz - recordemos a Da Vinci: "Alli donde hay voz, necesariamente hay un cuerpo" - y el escenario que no es sino la plataforma sólida que permite el delirio artístico. Todo parece un sueño, excepto el estar despierto y consciente.
Canciones que retratan el romanticismo de la compositora: "Te voy a arrancar los ojos como a una vaca; y me voy a hacer un licuado, pa' que me veas desde el fondo, del fondo del vaso, pa' que me veas. Licuados tus ojos, licuado tu amor. (...) Te voy a chupar todo el protoplasma, todo el protoplasma te voy a chupar. A ver que haces sin protoplasma a ver..."
Liliana Felipe es mucho: compositora, cantante, pianista, actriz, mujer, cordobesa de mierda, anticlérica, comunistoide, puta, enóloga... Liliana Felipe es artista. De muchas cosas se la puede acusar, si es que alguien puede emitir juicio. De lo único que no se puede acusar a Liliana es de ser una mentirosa. Lo mínimo que se debe hacer es reconocer su siceridad artística y su entrega artística a esta sociedad tan despoblada de arte.
Su puesta no es una típica muestra de música; es mucho más complejo que eso... es una especie de teatro de los sentidos, un recreo para el disfrute pleno, un espacio para la satisfacción de nuestras apetencias. Gozo, placer, pereza, broncas, ironía; (las puestas de Liliana Felipe son complejas) metafísica, teatralidad, pantomima, lagunas diversas, solfeo, arrullos; quizá los terrenos a transitar sean dificiles de encaminar porque nos tocan las fibras, todas; fuego, alcoholes varios, cruces, forros y mucho sexo (del bueno) y otras grajeas.
La Iglesia Católica y sus mecanismos de control, el Estado y sus obsiciones de poder y no de gobernabilidad, la amnesia sistemática, el arte academisado y no sé qué otras porquerías van a venir a hacerla callar; pero la Felipe sabe demasiado, incluso sabe que aunque la callen muchos la van a escuchar. Todo encuentra espacio en cada puesta de Liliana.
Con la contradicción del ser Latinoamericano, con la dicotomía de ser argentina y mexicana, habiéndose casado y divorciado en el mismo momento, con la elegancia suficiente como para cantar sentada en un inodoro sin quedar desagradable; con la complejidad necesaria para mover el estrado más emocional de los convidados, que pocos artistas tienen, Liliana Felipe les crea espacio y sentido a esas peculiares formas que tenemos los humanos de vivir, yendo y viniendo entre el espanto y la carcajada desenfrenada.
Todo, más lo incalificable, lo que sólo se siente sintiendo, todo eso más aquello con la única simplicidad de un escenario, su cuerpo, su persona y su solito piano.
Y cada uno de los compañeros del suceso, subimos por un rato al escenario, a su piano, paseamos por su cuerpo y recorremos nuestra historia en clave musical.

CRONICA "San Telmo de noche"

El diálogo fue así:
- No mires.
- ...
Un chico viene caminando, exagerando los movimientos, como si estuviese drogado. Jóven, 20 años, tal vez. Torso desnudo, junto a un amigo en una esquina. Quique fue rotundo: no mires.
El joven, mejor sería decir el pibe, viene caminando y se me acerca tanto hasta que su presencia se volvio intimidante. Su brazo izquierdo (literalmente el brazo) recorre parte de mi cara y mi brazo derecho. Mientras me embadurnaba con su sangre gritaba "tengo sida, tengo sida" con una intención socarrona y victoriosa.
Una hermosa mujer morena, con un pañuelo en su cabeza como corona, (hermosa, de veras) saca pañuelos descartables y me los ofrece. Comienzo a sacar de mi brazo y mi cara una cantidad enorme de sangre ajena.
Roja, entera, roja de vida. La tensión me escalaba las piernas ante tanta cantidad que no había calculado... era más que lo pensado.
El chico se fue. Qué se yo a dónde. No creo que importe.
La policía se quedó en la esquina, desde donde vieron todo con perfecta claridad. Yo me subí al colectivo que me trajo a mi casa.
¿Qué decía esos gritos que en palabras eran "tengo sida"? ¿Qué significa el abuso en estos casos? ¿Qué es la autoridad? ¿Qué es el sida, al fin de cuentas? Para algunos no es más que una situación cotidiana de las calles porteñas; digo, el hecho en sí. Para otros las preguntas que me formulo no es más que algo "demasiado psi o filo". Para otros no existe nada de lo que dije.
Objetos vestidos (a medias) caminan la calle viendo (a medias) otros objetos, no existen sino cuerpos (masas), cosas, en medio de tanta propia historia cosificada. Cuerpo ultrajado por la violencia que penetra y hace salir cosas (sangre). Cosas sin nombre, sin cuerpo, sin sangre. Con droga, con violencia con la propia cosa (que recordemos, es un Ser más allá del cuerpo objetivizado)
¿Importa a esta altura si ese chico tiene casa o si sigue todavía dando vueltas por San Telmo?
Puede ser que su grito, que ese sonido (cosa), haya tenido la intención de decir "transito y puedo ", pero eso también puede ser especular demasiado con mis propias lástimas.
Aunque - esto sí que lo pienso - el mensaje de "tengo sida" junto a la actitud corporal es "te voy a violentar". ¿Será correcto darle otra vuelta y pensar que ese "te voy a violentar" sea en realidad "comunico desde mi historia objetivaza desde la cual no sé otro modo de establecer el contacto entre las personas que se me antojan cosas"?
Lo fáctico, para la policía y el Estado de Control, se reduce a una cantidad inapreciable y fácilmente escupible de estupideces tan grandes que enumerarlas da asco. No es fáctico que ese chico pueda estar infectocontagiando a cualquier "sujeto de derecho amparado por la venerable constitución" (acordemos, su sangre tocó mi epidermis sana y no alguna de mis mucosas, lo cual pudo haber pasado). Tampoco es fáctico que insultar a otro sujeto de derecho sin tocarlo no es violencia... No. Porque no saben leer, pero tienen armas. No conocen ni las tapas del Código Contravencional ni del Código de faltas, ni de Patoruzú siquiera. La función más directa que le encuentro al Estado de control no es más que esa: controlar, pero ser inopreantes.
Resta pensar el sida. Resta ver qué es lo que le da poder al sida. Pensar por qué alguien (este pibe o quien sea) entiende que el grito de "tengo sida", como si fuese un grito de ¡aura!, es significante de "te doy tragedia" Resta pensar. También resta leer a Foucault y El Nacimiento del Biopoder. ¿Las enfermedades son sólo una disfrunción orgánica?

¿Hacia dónde habrá ido? ¿Habrá estado infectado de hiv? ¿qué significá ese grito? ¿qué es una enfermedad? ¿por qué esa violencia abusiva a la persona? ¿se ve como sujeto histórico? ¿Importa todo esto?
Claro que sí, porque yo sé que ese drogado-pelotudo-chorro-enfermo-de-mierda me reclama pensar y hacer. Hacer para volver a significar esa "cosa que camina (-cosa mecánica)" de una vez por todas, en un sujeto que transita y habita. Una persona que vive.
¿Importa todo esto? Claro que sí, porque yo sé que él no es una cosa, porque sé que él (inúmero) es una persona tan clara y tan difusa! Porque vive, porque espero. Porque creo. Porque hago. Por ser. Por que todo eso importa, simplemente.

NARRATIVA "Conjuro"

Yo sí lo recuerdo, perfectamente, como si no hubiese pasado más de un mes. Un mes, porque decir que hace una semana es poco tiempo y no es suficiente para asentar el sabor amargo.
Pensando con más acierto, ha de hacer doce años, o trece. En esas épocas, en esa casa pobre y luminosa - el sol se colaba por todas las aberturas -, chiquita, de ambientes extraños y confusamente diagramados, yo estaba solo, mirando cómo pasaban las horas.
El baño de esa casa debió haber sido un galpón, el galpón que guardaba la leña para afrontar el inviero y los asados debió ser patio; la huerta, ramada y la ramada entrada. La cocina, living; la habitación primera, cocina; la restante pieza, la primera... Pero todo era confuso, y así esa tarde. Sol, límpido verano tibio y enorme.
Yo estaba mucho más chico que ahora, era un nene, apenas sabía leer y escribir - pretencioso, arrogante y pacato, como era por ese entonces, creyendo que he variado demasiado - y tenía una disonancia alarmante con mi cuerpo y mi tamaño. Me sentía enorme, pero encogido, como el pan cuando se mete dentro de una taza con agua, pero a la inversa. Todo solía quedar a mi altura: el raz de la salamandra, la mesa, el espacio intermedio del aparador blanco abarrotado de fotos y recuerdos que nos mandaban o traían de aquí y allá para que tuviesemos un poco de la vida de los otros en ese resumido espacio lleno de imágenes de dudoso gusto, como si fuese necesario para nosotros; la ventana estaba justo a mi altura, la llave de luz, la traba de la puerta de entrada que no tenía picaporte ni cerradura (era verde, de una sola madera dura, muy verde como el marco de la ventana)
Me dupliqué en todo este tiempo. Si pudiera volver a recorrer esta casa que no existe más, seguro me causaría asombro corroborar que lo que estaba a mi altura (y que por su parte, me hacía enorgullecer) a todos les quedaba petiso y casi molesto. Pero cuando uno es un nene esto suele pasar: impactan cosas que otros ni siquiera ven.
Yo parado, chiquito; flaco. Pero no era verano, como dije, sino otoño y esto lo deduzco por las ropas, porque no recuerdo haber estado de pantalón corto, sino con un joggin viejo, azul, gastado y una remera en iguales condiciones. Pese a la realidad, como ya lo señalé, yo me sentía todopoderoso, implacable en el momento de la determinación de la amargura que necesitaba.
No recuerdo de dónde, pero saqué agua (supongo que de lo que era el lavadero, que debió ser galería), la junté y casi como una hazaña prendí la hornalla. Esperé ansioso, indeterminado, sin saber cuánto tiempo tenía que esperar. Decidí que ya estaba. Nunca lo había hecho, no sabía hacerlo, dudé si estaba bien y si no merecería reproche por eso... pero la duda no gana en los nenes. Ya estaba. Ahora quedaba el paso más importante. Y la decisión convirtió al impulso en pacto eterno. Lo armé, con nervios y excitación y con errores, seguramente; y sin tranquilidad pero con placer me animé a tomar el primero.Sucedió que la yerba hizo en mi alma una textura única y eterna; ahí fue donde se conjuró - en medio de esa casa y esa tarde y en ese nene de siete u ocho años - el más íntimo y renovador misterio.

NARRATIVA "Cada sesenta horas"

El día va, cada sesenta minutos una hora. Apacible e inapetentemente dejándome morir, viéndome desde algún vértice oculto en el gran plano de la ciudad que no me pertenece.

Mi cuerpo cada tanto sale de paseo por otros y con otros cuerpos, dolientes lo más, ausentes los menos, tristes casi todos.

Cuando mi lágrima, la última, cayó inevitable, lenta como catarata; cuando la lágrima reprochó soberbia; cuando la lágrima, la lágrima, ¿Cúando, la lágrima...

Y qué pasa cuando el día que pasa pasa. Porque si no pasa nada no pasa nadie. Porque nadie puede pasar por nada, nunca. O al menos hoy, día en que la ciudad que no es mía - o sea, que es de alguien - me ve, mientras los sensenta minutos - cada uno de sesenta segundos- van dejándome morir con impotencia y apaciblemente, mientras que esta lágrima pretende ser la última.

Algo está cambiando. Y si algo cambia, algo es, cambia alguien.El día va, cada sesenta minutos una hora. Apacible e inapetentemente dejándome morir, viéndome desde algún vértice oculto en el gran plano de la ciudad que no me pertenece.

Mi cuerpo cada tanto sale de paseo por otros y con otros cuerpos, dolientes lo más, ausentes los menos, tristes casi todos.

Cuando mi lágrima, la última, cayó inevitable, lenta como catarata; cuando la lágrima reprochó soberbia; cuando la lágrima, la lágrima, ¿Cúando, la lágrima...

Y qué pasa cuando el día que pasa pasa. Porque si no pasa nada no pasa nadie. Porque nadie puede pasar por nada, nunca. O al menos hoy, día en que la ciudad que no es mía - o sea, que es de alguien - me ve, mientras los sensenta minutos - cada uno de sesenta segundos- van dejándome morir con impotencia y apaciblemente, mientras que esta lágrima pretende ser la última.

Algo está cambiando. Y si algo cambia, algo es, cambia alguien.

RESEÑA DE DISCO "Río León" de Juan Bonaudi

A cada sonido le anteceden miles - eternos o históricos - que nos traen - quién sabe desde dónde - quién sabe qué cosas. Porque así es el candombe; las revelaciones de esos dioses negros se recrean en el chas chas de las lonjas, diciendo mensajes indescifrables por nosostros, orientales de este lado del atlántico.Pero no soy oriental del otro lado del rio-mar. Porque no hay otro lado. Tenemos la bendición de estar ahí, pegados a las aguas, pero no hay lados.Y así es el candombe: ecuménico, convocante, grupal. El candombe es confluir.

¿De dónde salen los llantos? Alguna vez le pregunte eso a un médico. Me explicó claramente el por qué de la salinidad de las lágrimas y cómo las glandulas posibilitaban la catarata. Igual no le creí, porque -y esto lo sé bien bien- las lágrimas y todo llanto nace de una milonga en re menor.Porque la milonga dice las particularidades de lo general, busca adentro de nosotros para cantarse a si misma una hermosa melodía, en cada suspiro.Es que pasa eso, ché; pasa que es inevitable no entender una milonga, porque la milonga habla con nuestras palabras, en las milongas nos encotramos completamente nítidos. En la milonga confluimos.

Cómo me tranquiliza ser oriental, pero oriental de este lado del Atlántico. Y cómo me gusta tener el río-mar aca no más, bien cerca de mi cama. ¿Será que a este gigante van a para todos nuestros sueños para encontrarse y hacer una fiesta?

Y cómo me gusta, la pucha, escuchar un disco que, como el candombe mismo y la milonga misma, me dejan confluir y acortar las distancias, recorrer el barrio y mojarme las patas en un charco que tiene la intesidad de un Río León. El que quiera lo mismo, entre a
www.juanbonaudi.com y conozca desde adentro - porque así se conoce a la música - el disco de este montevideano porteño, Juan Bonaudi.